El IES Cuatro Caminos ha sido galardonado en este curso como “Centro eTwinning”, debido a la implicación y reconocimientos del centro en este tipo de proyectos europeos. Pasa, así, a formar parte de la lista de 171 centros en España y de los 2.216 en toda Europa.

En concreto, en el curso actual, alumnos de 1º de Bachillerato y un grupo de ocho profesores han desarrollado un proyecto titulado: “Four Ways to Change” junto con el centro irlandés: “Salesian College”.

La aventura comenzó el pasado mes de noviembre cuando un grupo de alumnos de 1º de Bachillerato, acompañados por los profesores Marta Fernández y Pedro de la Peña, visitaron a los socios irlandeses en el condado de Limerick y llevaron a cabo un intercambio y convivencia que terminó con el planteamiento de este proyecto para concienciar sobre el cambio climático y contribuir a la conservación del planeta.

Haciendo alusión al título, se trataba de resaltar cuatro formas para cambiar, que han consistido en el reciclaje, el intercambio, el ahorro energético y el medioambiente.

Dentro del reciclaje, todas las decoraciones de las diferentes celebraciones pedagógicas de los dos centros educativos se han elaborado con material reciclado (tapones, plásticos, cartones, …). Además, desde Don Benito y a iniciativa del Departamento de Geografía e Historia, se ha colaborado con el programa de reciclaje de basura electrónica denominado: “La Hormiga Verde”.

Para concienciar sobre el ahorro en el consumo material, en ambos centros se llevó a cabo un intercambio de ropa y complementos entre los distintos miembros de la comunidad educativa. Se montó una especie de mercadillo de segunda mano con una alta participación.

En cuanto al ahorro energético, los alumnos españoles e irlandeses elaboraron unas presentaciones gráficas en Prezi, en inglés y en español, en las que trataban de crear conciencia en este aspecto.

Dentro del medioambiente, el proyecto se centró en la reforestación. Para ello, se planificó la plantación de bellotas en Extremadura y de especies autóctonas en Limerick. Esta actividad solo ha quedado planteada al no haberse podido llevar a cabo de manera real debido a la suspensión de actividades lectivas presenciales desde mediados de marzo.

El producto final que recoge los avances de este interesante proyecto ha sido el montaje de un videoclip, coordinado por la profesora Lucía Pacheco, en el que los alumnos, confinados en sus casas debido a la situación de emergencia sanitaria causada por el covid-19, se han convertido en cantantes, músicos, bailarines y actores para mostrar de una manera artística estas cuatro formas para cambiar, con el mensaje final de que un mundo mejor es posible.

A pesar de la situación excepcional que actualmente están viviendo profesores y alumnos, tanto españoles como irlandeses, trabajando de manera telemática, la implicación y responsabilidad en este trabajo ha quedado de manifiesto en los resultados del proyecto.